Es un procedimiento quirúrgico rápido para corregir la posición inadecuada del frenillo (lingual o labial), el cual podría causar problemas para alimentarse, pronunciar palabras o la separación de dientes.

La frenectomía es simplemente la remoción de uno de los frenillos de la boca, que son un apego muscular entre dos tejidos. Hay dos frenillos en la boca y estos pueden en ocasiones obstruir las funciones orales normales, situaciones en las que se contempla la posibilidad de realizar una frenectomía.
Los frenillos de la boca son el frenillo lingual, que conecta la lengua con la parte inferior de la boca, y el frenillo labial, que conecta el interior del labio superior, con las encías que hay justo encima de los dientes superiores.

La frenectomía lingual consiste simplemente en realizar una pequeña incisión en la lengua para liberarla del suelo de la boca. Se puede hacer tanto en recién nacidos como en niños y suele realizarse bajo anestesia local.

En cuanto la frenectomía labial, se recomienda dejar el tratamiento para después de la erupción de los dientes permanentes, que puede que cierren el espacio creado por el frenillo. En caso que no se cierre el diastema, se puede realizar un tratamiento de ortodoncia y, como última alternativa, una frenectomía.

OBTÉN TU CITA GRATIS



Más de Nuestros Tratamientos