En algunas ocasiones el diente queda atrapado debajo de la encía apreciándose un abultamiento que sobresale del reborde de esta; puede ser de color rosado pálido o morado como un hematoma. Está lleno de líquido o sangre respectivamente, lo que impide al diente hacer la presión suficiente para romper la encía. Ambos procesos suelen desaparecer espontáneamente con la salida del diente, Si persisten durante largo tiempo y/o vemos que dificultan la erupción del diente. En ese caso es conveniente que el Odontopediatra haga una pequeña incisión (corte) para eliminar el tejido fibroso, facilitando así la erupción del diente.

OBTÉN TU CITA GRATIS



Más de Nuestros Tratamientos